Serie R Next Generation

Compresores tornillo rotativo ingersoll serie R Next Generation
Compresores tornillo rotativo ingersoll serie R Next Generation

Los compresores de la serie R Next Generation disponen de un vanguardista airend que optimiza el rendimiento. El perfil del rotor perfeccionado proporciona un incremento de la eficiencia de hasta un 13%, lo cual minimiza los costes de funcionamiento.

El aumento del caudal de aire de hasta un 11% se logra sin necesidad de incrementar la entrada de potencia, algo que reduce el consumo de energía y el coste total de propiedad.

Eficiencia
• Eficiencia energética y capacidad de primera clase.
• Sistema de tuberías y del caudal de aire modelado mediante análisis.
• Motor de inducción IE3 de elevado rendimiento.
• Control de velocidad variable (VSD) opcional.
• Válvulas de drenaje electrónicas sin pérdidas.

Fiabilidad
• Vanguardista airend.
• Tecnología V-Shield.
• Sistema de refrigeración de flotación libre.
• Protección mediante el control adaptativo progresivo PAC™ (Progressive Adaptive Control™).

Costes de instalación y mantenimiento reducidos
• Conexiones situadas en una única ubicación.
• Piezas consumibles de larga duración.
• Acceso para el mantenimiento a través de una única puerta con tiradores integrados.
• Sistema de separación de tres etapas con un deflector cónico.

Productividad
• Opción del sistema de aire total (TAS, Total Air System).
• Opción para exteriores.
• Opciones para temperaturas ambiente altas y bajas.

Gama R/UP/Serie R/VSD

Compresores tornillo rotativo ingersoll gama R-UP-Serie R-VSD
Compresores tornillo rotativo ingersoll gama R-UP-Serie R-VSD

 

Rentables, silenciosos y eficientes:
Los compresores de tornillo rotativo se distinguen por su suave funcionamiento, gracias a que el movimiento rotativo causa, fundamentalmente, una menor cantidad de vibraciones que el movimiento de bombeo de un pistón. La opción ideal para el sector automovilístico, los talleres de pintura, los departamentos de fabricación y las aplicaciones industriales ligeras generales. Pueden ser con secador frigorífico o con el sistema de aire total (TAS).

Compactos y con un mantenimiento sencillo:
Gracias a las pequeñas dimensiones de los compresores, pueden instalarse en casi cualquier entorno. Durante las comprobaciones rutinarias, es posible retirar con facilidad la cubierta de la unidad para llegar a la pieza que necesita mantenimiento.